Título a mostrar
Gracias Granada

El primer rayo de luz aparece,
girando entre las cándidas cumbres de espuma
la obscuridad prevalece... Por poco tiempo... Se esfuma.
Fumando el aire de madrugada
aullaba, el alma descorazonada sin tapujos.
El gato negro chillaba bajito,
susurrabale silencios a sus brujos.
Ciudad de encantamientos,
conjuro del hito,
en tus murallas se escuchan los mitos de reyes ricos,
de mujeres rotas...
Ballestas de dolor y balas
veinte gotas de sangre tomadas
y dos alas 
para huir de la sublevación. 
Soñada por poetas, poetisas,
tus ojos rojos ya no lloran, no,
acarician una brisa tan sumisa
que convierte en huracanes las sonrisas.
Mientras el día se hace paso,
mi interior sufre un ocaso.
Mis pies descalzos rozan el suelo,
mi incertidumbre toca el cielo
y las últimas sombras se baten en duelo... pierden.
La ciudad entera se ilumina.
Cual escenario teatral,
su catedral se alza 
entre las notas efervescentes de un acordeón mañanero.
De aquesta su boca
se distinguen los dientes, sus dientes de enero,
blancos como la nieve de su pelo.
Y su corazón... Su corazón puro como la vida, como la muerte.
Lleno de historias carmesí,
de secretos, frenesí.
De sabor a fresa amarga 
y de escarlata suerte,
sus rincones saben, 
donde se encuentran las letras más bellas.
Revelame pues tu colorado olor y alarga el arte de mi puño,
es hora de esconderme entre tu eterno sueño...

Y como una bomba de emociones al vacío arrojada,
con grito de grillo
y grilletes y anillos
desde el granate horizonte gritaba,
gritaba, a la nada: 
"Gracias Granada"

Fdo.: Laura RM