¡Irse de Erasmus con lo puesto y vivir para contarlo!



Hay cierto encanto en aquello de “irse de Erasmus con lo puesto”. Con un equipaje de tan sólo un par de maletas que facturas con terror, espasmos y escalofríos por haberte pasado con el límite de peso por aquel secador o toalla que añadiste a última hora; o con el pánico de sufrir, en el peor de los casos, algún retraso -o pérdida- de tu equipaje. Seguro que antes de salir del aeropuerto, todos tus amigos te contaron reiteradas veces lo maravilloso que es el Erasmus, pero se saltaron un importante detalle: ¿qué llevar en tu maleta?.

El resultado suele ser bastante común: llegar al anhelado país de destino, y cómo no, echar de menos infinidad de cosas que jamás pensaste que necesitarías durante tu Erasmus. Desde lo más patrio como el jamón, hasta lo más recurrente como la incomprensible inexistencia de persianas, pasando por los cambios horarios o el inestable clima europeo. Por este último hay poco que hacer -salvo abrigarte lo máximo posible con todos aquellos abrigos que no incluiste en tu maleta por añadir aquel secador de pelo-, sin embargo, el resto de problemas tienen fácil solución. Actualmente, gracias a los comparadores de precios de servicios de mensajería, recibir todo tipo de productos desde casa es más sencillo y económico de lo que pensabas.

Empresas como Packlink, pioneras en el sector, rastrean entre los mejores transportistas el mejor precio que se ajuste las necesidades de tu paquete. Con seguridad notarás que tu vida en el extranjero comienza a cobrar sentido una vez tienes contigo todo aquello que no valorabas antes de irte. Tristemente, el problema se repetirá a la vuelta. La ilusión, la incertidumbre y las ganas de irse de Erasmus serán sustituidas por el pesar y la desesperación de ver que todos aquellos caprichos que te diste durante tu estancia no caben en un par de maletas. De nuevo, la opción de Packlink cobra fuerza para transportar todos los absurdos souvenirs que tan felices harán a tus familiares y amigos; porque sabemos que lo que no mandarás de vuelta serán aquellos libros y apuntes que, a la hora de la verdad, nunca llegaste a tocar. En cualquier caso, recuerda lo más importante: lo mejor de la Erasmus no cabe en una maleta.

Pero eso sólo lo sabrás cuando vuelvas. Sin prisa.

CÓDIGO DESCUENTO: ​

ESN2017