En pocos días, Granada celebraría como cada año su fiesta mayor, el Corpus Christi. Aunque este año no podamos celebrarlo como costumbre, queremos enseñaros un poquito la magia que desprende la ciudad durante estos días.

Normalmente suele celebrarse en junio aunque no tiene por qué ser así, ya que depende de la fecha en la que suceda la Semana Santa. La forma para saber el inicio del Corpus tenemos que contar 60 días desde el Lunes de Pascua, primer lunes tras el Domingo de Resurrección, y nos dará el jueves del Corpus Christi, el día grande de esta.

El pistoletazo de salida se da el sábado anterior al día del Corpus, con el “alumbrao”. Se enciende las luces de la fachada de entrada al recinto ferial y con ellas puede arrancar una de las mejores semanas del año. 

El ambiente de feria se puede disfrutar tanto de día como de noche. El pasear de los elegantes coches de caballos cargados de gente vestida con los típicos trajes regionales, el ambiente flamenco, las casetas y todos sus adornos cuidados al mas mínimo detalle.

 

En la feria de Granada, a diferencia de otras encontramos tanto casetas de acceso público como privado, de modo que si no te apetece pagar una entrada las gratuitas son siempre una gran fuente de diversión y ambiente. En ellas encontrarás todo tipo de comida y bebida, pero especialmente el rebujito que consiste en la mezcla de vino manzanilla y seven up o similares. 

La música también es un elemento clave en las casetas en las que nos encontraremos de todo tipo, pero especialmente flamenco y sevillanas o las canciones de moda.

Durante la semana que dura la feria hay que destacar la salida de la Tarasca, que se realiza el miércoles de feria, a media mañana. La Tarasca, es un maniquí que viste la ropa que estará de moda en la siguiente temporada, se pasea por toda la ciudad a lomos de un dragón que parece quedar rendido a sus pies. Las fiestas del Corpus de Granada, duran una semana, tocando su fin al sábado siguiente con un espectáculo de fuegos artificiales.

Aun así, lo más importante de estas fiestas y lo que todo el mundo recuerda es como las disfrutan con sus amigos y familiares. Este año será diferente pero esperemos que el que viene podamos recuperar la normalidad.