¡Hola a todos!

Antes de empezar, desde todo el equipo de ESN Granada esperamos que todos vosotros y vuestros seres queridos os encontréis bien y a salvo. Como todos sabemos, 2020 empezó siendo un poco caótico. Nunca nadie pudo imaginar que el mundo se volvería patas arriba. 

En España se declaró el estado de alarma el 16 de marzo, estableciendo una cuarentena programada para durar solamente dos semanas, sin embargo, la realidad no podía distar más de la teoría. A día de hoy, 30 de abril, un mes y medio después, la situación en el país parece estar mejorando. A partir del 26 de abril entraron en vigor las fases de desescalada del confinamiento, ya que no es viable volver a la normalidad bruscamente. Desde este día solo han sido posibles la salida de niños menores de 13 años, acompañados por un adulto y manteniendo una distancia prudente del resto de ciudadanos.




 

Este periodo, llamado “fase cero”, tiene una duración estimada de dos meses aprox. y ,si todo continúa como está previsto, volveremos a una situación de nueva normalidad a finales de junio. Sabemos, que la cuarentena está siendo un periodo difícil para todos, así que, nos gustaría compartir algunos consejos y experiencias que tres de nuestros erasmus nos han enviado para poder sobrellevar esta situación de la mejor manera posible.

 

------------------------

“Querida Familia Erasmus, esta carta va a por vosotros ;)

 

La situación que estamos enfrentando es muy dura y el confinamiento puede ser difícil de manejar, pero tenemos que seguir con actitud, ser positivos, porque cada día que pasa es un día menos. Mientras tanto os dejo aquí tips y sugerencias para aliviar el rato, seguro que encontrarás algo a tu gusto, y si no lo encuentras, solo debes poner tu lista de reproducción favorita y cantar a viva voz, si eso tampoco funciona abre Instagram y encontrarás unos cuantos challenges para pasar incluso más de una cuarentena.

Cuando supe de la cuarentena estaba todo el rato preguntándome qué iba a hacer encerrado en mi piso (aunque muy pronto los trabajos y las entregas para la universidad me sobarcaron jaja), me rayé unos cuantos minutos hasta hacer lo más obvio del mundo, buscar en internet. Lo que leí no era nada extraordinario, al contrario, eran las típicas sugerencias básicas que todo el mundo iba, y sigue, repitiendo, hacer actividad física, intentar meditar, leer, escribir, pintar, todas actividades esenciales para mantener la actitud positiva, para que nuestro entorno se convirtiera en fuente de creatividad, y no de aburrimiento. Muchísimas son las actividades que puedes descubrir interesantes, como aprender un nuevo idioma o visitar museos en rutas virtuales, o volver a descubrir, quizás vayas cultivando viejas aficiones.

En tiempos de cuarentena te podría parecer hasta divertido emparejar calcetines, quién sabe. Jugar a videojuegos es otra forma de pasar el rato, y si es en línea con tus amiguis, pues, aún mejor. Y aunque pueda parecer raro, la cuarentena es el momento perfecto para echarte las mejores siestas de tu vida, sin que haga falta preocuparte de estar en retraso, entre una videollamada y otra, y a tal fin recuérdate siempre que tienes que estar listo porque la suprema verdad detrás de las videollamadas es que siempre hay alguien que va sacando capturas para compartirlas en Instagram, entonces mejor ordenar el pelo de vez en cuando.

Espero que este pequeño resumen que te traigo te pueda ayudar un poquito, o por lo menos sacarte una sonrisita. Que hayas vuelto a tu casa, o te quedes aquí, en Granada, acuérdate, aunque tu estancia haya sido cortica, de todos los momentos maravillosos y de los amigos que has conocido aquí. Porque a pesar de la distancia, siempre tendrán lugar en tu corazón. Y Granada con ellos. Esperando que esto se solucione pronto para abrazarnos (borrachos).

Un abrazo a distancia

Nicola.”


-------------------------

“Queridas amigas y amigos, sin lugar a dudas es difícil de encontrar las palabras adecuadas para expresar el sentimiento que ha significado todo esto, sin embargo, hoy trataré de contarles una de las experiencias más lindas que he tenido en mi corta vida.

Pero, en primer lugar, quizás lo mejor sea contextualizarlos un poco, debido a que en Latinoamérica no existen programas de erasmus ni intercambios tan potentes como en la Unión Europea, optar a una beca implica bastante competencia y al momento de recibirla también significa una gran ilusión o un sueño cumplido, lo que te hace esperar con ansias el día en que comience esta gran aventura, con una maleta llena de grandes expectativas, sueños y hasta un millón de dudas. Donde en momentos te sientes una persona enorme que quiere arrasar con todo y en otros momentos muy pequeño y frágil.

Así fue cómo, para mí, un 23 de enero partió esta aventura, con un vuelo de aproximadamente 13 horas para llegar a Madrid, ciudad que tan solo con un par de días y con su grandeza e historia hizo que me enamorara de ella a primera vista, lo que continuaría al llegar a Granada que sin saber nada de ella me demostró cómo cada una de sus calles y entre sus paredes se podía contar una mágica historia y tal como si de una novela de época se tratase yo me encontraba descubriendo un gran número de sorpresas.

Lo que no me esperaba era que una de esas sorpresas fueran vínculos tan fuertes, en tan poco tiempo, con personas de todos países, que me recibían con una sonrisa en cada lugar al que llegaba. Esa sensación de estar en casa, aunque realmente estés a 10.000 km de ella, sin duda es muy gratificante y te hace sentir que estás en el momento ideal de tu vida, pues todo se encuentra en equilibrio.

No obstante, nadie se esperaba lo que se venía en camino, lo más probable es que 2 meses te parezcan poco tiempo, pero déjame hacerte la siguiente pregunta: en el tiempo que tuviste, ¿lograste cosechar alguna virtud? como si fuera una hermosa flor para tu vida.

Pues si la respuesta fue sí, déjame decirte que estamos en el mismo camino y a pesar que hayamos tenido que pasar por algo tan frío y crudo como lo ha sido este virus, creo que lo realmente importante que nos deja esta pandemia es la oportunidad de encontrarnos con nosotros mismos, conocer un poco más de cómo reaccionamos, de cómo actuamos, cómo nos sentimos con todo lo que ha pasado, y aunque es realmente triste haber tenido que dejar Granada y a todos los amigos que estábamos haciendo, te doy por hecho que ellos seguirán allí, sea cual sea el país donde se encuentren y aunque pasen meses o tal vez hasta años, la maravillosa sensación del reencuentro, ese café para ponerse al día sobre la vida del otro, el conocer cómo han crecido y el sin fin de aventuras que les esperan, no tendrá precio alguno y la espera se habrá vuelto nada.

Finalmente, a cada persona que lea esto, créeme que hay un millón de formas de despedirse, algunas más dolorosas que otras, pero sea cual sea la que hayas vivido, deja que se transforme en experiencia para ti y en ganas de volver a pisar las mágicas calles de una ciudad que aún tiene muchos secretos para contarte, muchas sorpresas para cautivarte y muchas personas que guardar como un verdadero tesoro.

La vida recién comienza para nosotros, nos quedan muchas aventuras por vivir, muchas travesías que afrontar, pero lo más importante, es que no olvides escuchar con tus cinco sentidos lo que el mundo nos tiene que contar.

Franco Figueroa”

 

------------------------

“Hola a todos:

 

Me llamo Isabel, soy de Holanda y desde agosto viví en la ciudad más bonita de España: Granada. No es la primera vez que viví aquí. Durante el verano de dos veranos pasado pasé un mes en Granada haciendo un curso de español en el Albaicín. Me enamoré de todo: la gente, las tapas gratis, el tinto de verano, la Alhambra, la arquitectura, etc. Desde este momento sabía que tenía que volver y volví en agosto. Un año de Erasmus me esperaba y yo no podía ser más feliz. Me mudé a un piso super grande y bonito en la Avenida de la Constitución, justo al lado del Parque de Triunfo. El primer fin de semana hacía un calor al que no estaba acostumbrada, ¡46 grados! Pero muy rápidamente me acostumbré al estilo de vida español: tranquilo. Mi vida en España estaba a punto de comenzar y no podía tener más ganas. Las actividades de la ESN hicieron que fuera mucho más fácil acostumbrarme, recuerdo muy bien la primera actividad: un recorrido por el Albaicín. Hacía calor, todo el mundo estaba sudando, pero era súper acogedor. A partir de ese momento las actividades fueron, en realidad, una rutina semanal. Las noches de tapas, las excursiones y viajes y por supuesto salir en Mae y Camden.

Cuando me enteré de que tenía que irme a casa, me puse muy triste. Apenas puedo creer que este tiempo de diversión haya terminado ahora, y no sé si todavía es posible recuperar este tiempo. Por supuesto que seguiré regresando a Granada, me he enamorado de la ciudad y siempre estará en mi corazón. Echo de menos a mis amigos, pasear por la ciudad, la Alhambra, los picnics en San Miguel Alto y los espectáculos de flamenco. He aprendido mucho en Granada, no sólo mi español ha mejorado enormemente, sino que también he conocido muy bien el país y la cultura e incluso he hecho trabajo voluntario. Pienso muchos en los ancianos de Santa Clotilde y todos los demás residencias en España. La situación ahora me pone muy triste y me da mucha pena, pero espero para todos que volvamos pronto a la normalidad y que podemos disfrutar de Graná otra vez.

Estoy muy agradecida por el tiempo increíble que pasé en Granada, por los amigos que hice y las experiencias que tuve. Así que gracias a todos que hicieron mi erasmus como ha sido. ¡Fue una experiencia inolvidable! Para todos en España, o fuera de ella: todo estará bien, juntos lo superaremos.

Os quiero y un abrazo,

Isabel Vis”

 

 

------------------------


Finalmente, nos gustaría recalcar la importancia de cuidar tanto de nuestra salud mental como física, por eso aquí os dejamos un vídeo donde una psicóloga os da consejos para poder cuidar de ella lo mejor posible.


 

 

Hasta que nos volvamos a ver, cuidaos muchísimo. Amor y abrazos virtuales de los voluntarios de ESN Granada.